Los economistas sub 45 de mayor proyección

Sergio Urzúa, Rodrigo Cerda y Francisco Gallego lideran como los economistas más destacados del recambio generacional, a los que se suma un grupo no menos selecto de profesionales con la mayor proyección, como Claudio Raddatz, Hermann González y Gonzalo Cisternas.

La formación académica de economistas chilenos suma ya 93 años. Fue la Universidad Católica la encargada de inaugurar la primera facultad del área y una década después lo hizo la Universidad de Chile. En poco menos de un siglo de academia y doctrina en un área que como pocas cruza casi todos los ámbitos de la vida nacional, el país ha sido semillero de varios de los mejores economistas latinoamericanos contemporáneos. Pero como en todas las cosas, el tiempo también pasa, y pensar ya en una generación de recambio se hace necesario. ¿Quiénes son y dónde están esos profesionales que por estos días debieran rozar ya las cuatro décadas? ¿Cuáles han sido sus aportes, cómo medir su contribución al país y, por qué no, al debate internacional? ¿Son sólo hombres o hay también mujeres?

La Tercera buscó a los cinco economistas sub 45 con mayor proyección para las próximas décadas según la opinión de 30 de sus propios colegas.

¿Qué evaluaron para ficharlos en el recambio? ¿Cómo fueron medidos? Para algunos, el prestigio internacional, cátedras permanentes en las principales universidades de Estados Unidos y Europa, y publicaciones en medios especializados revelan el éxito, influencia o un trabajo de excelencia.

Para otros, una marcada vocación hacia lo local, la intención de dejar huella en su tierra, en la academia chilena, fundando centros de estudio e investigación, construyendo desde ahí pensamiento e influencia en la discusión de políticas públicas es lo que corresponde evaluar.

El resultado final reúne de todo un poco: Sergio Urzúa, Rodrigo Cerda y Francisco Gallego lideran como los economistas más destacados del recambio generacional, a los que se suma un grupo no menos selecto de profesionales con la mayor proyección, como Claudio Raddatz, Hermann González y Gonzalo Cisternas. Sólo una mujer reunió las condiciones para estar en el grupo: la ex subsecretaria de Desarrollo Social Soledad Arellano, quien asoma como una de las mejores técnicas de su generación.

Sergio Urzúa

Considerado como un cercano a la centro derecha, pero con simpatías en la oposición y entre algunos de sus pares más influyentes de la extinta Concertación, hoy Nueva Mayoría, el ingeniero comercial de la Universidad de Chile y con un doctorado en Economía en la Universidad de Chicago, Sergio Urzúa Soza, resultó el economista de recambio de mayor proyección, según el voto de varios de sus ex profesores, ex funcionarios e incluso autoridades.

Con 40 años -los cumplió el pasado 2 de marzo-, Urzúa combina residencia en Chile y Estados Unidos hace ya 16 años y con una ruta ascendente: en 2001, al terminar el pregrado, inició su camino al doctorado en Economía en Chicago, donde incluso fue discípulo de James Heckman, el Premio Nobel de esa universidad. En 2007 se trasladó a Evanston como profesor asistente del Departamento de Economía de la Universidad de Northwestern hasta 2011, cuando partió a la Universidad de Maryland para su consolidación académica en ese país. Los primeros tres años fue profesor asistente y luego pasó a profesor asociado (con tenure, que le garantiza cátedra permanente en esa facultad), su actual posición. En Estados Unidos es investigador asociado del NBER, siempre conectado con Chile: entre marzo de 2010 y agosto de 2011 fue coordinador de mercado laboral del Ministerio de Hacienda, cargo que dejó para asumir como economista jefe del área de políticas sociales del Centro de Estudios Públicos (CEP). Desde 2014 es investigador asociado a Clapes-UC. Urzúa es casado y tiene tres hijos (mellizos de 10 años y uno de nueve).

Rodrigo Cerda

El segundo de los economistas con más preferencias en la consulta, Rodrigo Cerda (44), comenzó su carrera en la Universidad Católica, casa de estudios a la cual sigue ligado, a más de 20 años de que en 1995 se titulara como ingeniero comercial con mención en administración, que un año después ampliaría también con la mención en economía.

En 1997 Cerda completó un magíster en Macroeconomía Aplicada en la misma institución y tras ello se dirigíó a Estados Unidos, donde obtuvo un Master of Arts en la Universidad de Chicago y posteriormente el grado de Ph.D en Economía en la misma institución, en 2003.

Luego fue tiempo de regresar a Chile y a su alma mater, donde en marzo del mismo año se incorporó como académico hasta 2010, cuando el entonces ministro de Hacienda, Felipe Larraín, lo reclutó como jefe de asesores y coordinador macroeconómico, cargo que desempeñó hasta 2014.

Quienes mencionan a Cerda como uno de los economistas más promisorios del país, subrayan su formación y trayectoria académica, además de su vocación e interés por el servicio público.

Tras el cambio de gobierno, en 2014 regresó a la U. Católica, esta vez para asumir como director alterno del nuevo Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales (Clapes) que encabeza precisamente el ex ministro Larraín. Actualmente Cerda integra además el equipo económico del candidato presidencial Sebastián Piñera.

Francisco Gallego

Como estudiante de ingeniería comercial de la Universidad Católica, Francisco Gallego Yáñez fue un alumno aventajado para su generación, llamando la atención de uno de los principales y más exigentes profesores de la facultad, Vittorio Corbo. Este lo eligió como ayudante de una de sus principales cátedras, lo que ejerció entre 1993 y 1998. Graduado con honores en 1997, siguió como profesor part time en el Departamento de Economía de la UC, en paralelo a su rol de analista de la División de Estudios del Banco Central entre 1998 y 2002. Corbo lo recomendó.

Hincha de Unión Española, un rasgo que mantiene es la sensibilidad por lo social y ético. El sacerdote jesuita Fernando Montes es uno de sus mentores y quien lo fichó entre 1999 y 2002 como profesor part time de Economía de la Universidad Alberto Hurtado. De ahí partió a Estados Unidos a cursar un Ph.D. en Economía en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), que obtuvo en 2006. En ese período fue asistente de investigación de los destacados profesores Daron Acemoglu, Josh Angrist y el chileno Ricardo Caballero.

Gallego, con 43 años, viene llegando de un semestre como profesor visitante de Princeton, es profesor asociado del Instituto de Economía de la UC y director científico e investigador asociado para América Latina del Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab (J-PAL), centro fundado en el MIT. Está casado con Leonor Chaigneau y tienen cuatro hijos (Malú, Juancho, José y Clara).

César Hidalgo

“Es un pionero en el manejo de las redes para cuantificar la estructura productiva de los países, lo que es de vital importancia para las complejidades de la economía y sus crisis. Sus conocimientos sobre datos, tecnología y Big Data lo hacen un chileno destacado a nivel mundial para la economía y otras ciencias”. Así describe el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, al economista chileno César Hidalgo, quien es considerado como uno de los expertos jóvenes chilenos más destacados a nivel global e incluso ya con renombre.

Hidalgo, de 35 años, es el más joven de los elegidos para el recambio generacional por parte de la lista de economistas consultados y la paradoja es que, en realidad, en Chile no estudió economía. En 1998, el profesional se graduó como físico de la UC, con altos honores. Luego, partió a Estados Unidos. Hoy vive en Somerville, en el estado de Massachusetts, con su esposa Anna y su hija Iris. En abril del año pasado lanzó el libro “Por qué la información crece” (Why Information Grows. Basic Books, 2015) y en 2014 coescribió “Atlas de la Complejidad Económica” (The Atlas of Economic Complexity. MIT Press. A su haber suma más de 5.000 citas en sus publicaciones académicas y ocho millones de visitas en sus motores de visualización, según datos de Conicyt.

Hoy, es director de Macro Connections en Boston, parte del famoso y prestigiado MIT LAB. “En la academia internacional y en las áreas relacionadas con economía -aunque no sea economía propiamente tal- el que más descuella y es efectivamente un superestrella es César Hidalgo, del MIT”, añade otro economista de los consultados.

Claudio Raddatz

Con 43 años, Claudio Raddatz es ya uno de los economistas chilenos más citados a nivel internacional por sus investigaciones en macroeconómía y finanzas; razón más que suficiente dicen sus colegas para considerarlo entre los profesionales con mejores perspectivas. Desde febrero de este año economista del FMI, Raddatz comenzó su carrera académica en la U. de Chile, institución en la que se tituló como Ingeniero Civil Industrial y magíster en Ciencias Económicas en 1997 y continuó su formación en Estados Unidos, completando un doctorado en Economía en el MIT. Tras ocho años como economista e investigador en el Banco Mundial, en 2011 Raddatz recaló en el Banco Central, donde encabezó las gerencias de Investigación Económica y de Política Financiera hasta su llegada al FMI.

Hermann González

La destacada trayectoria pública y privada de Hermann González (38), actual economista principal de BBVA Research y vicepresidente del Consejo Fiscal Asesor del Ministerio de Hacienda, es valorada por quienes lo anotan como figura promisoria. Ingeniero comercial con mención en economía y Magíster en Economía Aplicada de la PUC (2003), entre 2004 y 2008 González trabajó como economista de la División de Estudios del Banco Central, para luego unirse, hasta 2012, a la consultora Zahler & Co. como subgerente de Estudios y Economista senior. Ese año González llegó a la Dirección de Presupuestos, asumiendo como coordinador macroeconómico, posición que ocuparía hasta octubre de 2013, cuando arribó al BBVA.

Soledad Arellano: la mujer más destacada

En una profesión donde los hombres son mayoría, Soledad Arellano fue la mujer que recibió mayor cantidad de preferencias entre sus pares. Ingeniera comercial con mención en Economía en la PUC y doctorada del MIT, la ex subsecretaria del Ministerio de Planificación (posteriormente de Evaluación Social) del gobierno de Sebastián Piñera, cargo que ocupó desde 2010 a 2014, se desempeña actualmente como vicerrectora académica de la Universidad Adolfo Ibáñez. Sus colegas la reconocen como “muy trabajadora, minuciosa y de un nivel intelectual muy elevado”, si bien lo que más se resalta es su experiencia en materia de políticas públicas. Además de su valorada labor en la cartera durante el anterior gobierno, también se destaca positivamente su cometido como Ministra Economista Suplente del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (2006-2010).

Seguir leyendo